Blog

Tengo cláusula suelo ¿Y ahora qué?

Tengo cláusula suelo ¿Y ahora qué?

¿Qué es una cláusula suelo?

En España, la mayoría de hipotecas están referenciadas al Euríbor, una tasa de intereses que se calculan a nivel europeo y que fluctúa constantemente. Cuando conceden un crédito los bancos, por regla general, exigen en la devolución el pago de ese euríbor más un diferencial. Un préstamo hipotecario a euríbor +1 significa que dicha hipoteca acompaña los intereses del euríbor y un punto extra. Esos intereses se revisan anualmente, y se actualiza según la cotización del Euríbor.

La cuestión es que, ante la fluctuación constante de dicha tasa, muchas de esas hipotecas incluyen cláusula de suelo y de techo, comúnmente conocidas como cláusulas suelo. La presencia de dichas clausulas en la hipoteca que el hipotecado/a firmaba suponían que el banco incluía en el contrato de préstamo unos topes máximos sobre los cuales los intereses no crecerían aunque el euríbor subiera por encima (techo), así como unos topes bajo los cuales los intereses nunca podrían reducirse (suelo).

Recientemente, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha fallado en su Sentencia de fecha de 21 de diciembre de 2016 a favor del establecimiento de una retroactividad TOTAL para la devolución del importe correspondiente a las cláusulas suelo opacas incluidas en esos contratos hipotecarios. Esta sentencia contradice así la interpretación llevada a cabo por el Tribunal Supremo (TS) en su sentencia 241/2013, desde la cual se anularon las cláusulas suelo abusivas, pero limitando en el tiempo el reintegro de las cantidades cobradas de más por los bancos, concretamente, a contar desde el 9 de mayo de 2013 hasta la fecha de emisión de dicha sentencia, por entender que hasta ese momento las entidades financieras podían asumir que las cláusulas eran legales, así como para evitar el impacto económico que podría suponer para los bancos una devolución completa.

Según los cálculos de JP Morgan los bancos más afectados serían el Banco Popular y CaixaBank. Según el banco de inversión norteamericano, no se espera un impacto mayor para otras entidades como Bankinter o el Banco Santander, las cuales incluyen cláusulas suelo en su oferta hipotecaria. Los expertos de Renta 4, como ya anticipaban en un informe publicado antes de conocerse la sentencia del tribunal europeo, comunicaban que los bancos más afectados serían Liberbank, Popular y Sabadell.

¿Cómo puedo reclamar?

El primer paso sería enviar una carta a la propia entidad bancaria peticionando la eliminación de la cláusula suelo, así como la devolución de todas las cantidades pagadas de más desde que se inició la hipoteca, más los intereses generados. A partir de ese momento, el banco tiene de PLAZO DE 2 MESES para contestar y decirnos que va a hacer con nuestra cláusula suelo y si acepta o no lo que le reclamamos. En ese momento, pueden pasar dos cosas:

  1. Que el banco elimine directamente la cláusula suelo de nuestra hipoteca, sin que firmemos absolutamente nada, y sin devolver cantidad alguna. En este caso, directamente, deberíamos pasar a la vía judicial, ya que a nivel extrajudicial el banco no nos da más opciones.
    Señalar que, la carta a la que nos referimos representa un paso clave y necesario a realizar antes de acudir a la vía judicial, ya que nos respaldará posteriormente en caso de que el proceso prospere en sede judicial.
  2. Que el banco le ofrezca al cliente algún tipo de acuerdo extrajudicial. En este caso recomendamos NO FIRMAR absolutamente nada sin asesorarnos previamente, ya que se han dado casos en los que los propios acuerdos propuestos por la entidad bancaria incluyen una cláusula mediante la cual el cliente acepta que ya no podrá reclamarles por dicha cuestión en los tribunales.
    A partir de ese momento, y según cada caso, deberemos de acudir a los tribunales para reclamar las cantidades que hemos pagado de más durante la vigencia de nuestras hipotecas, más los intereses correspondientes.

¿Qué pasa ahora con el real Decreto Ley sobre las cláusulas suelo, aprobado por el Gobierno el 20 de enero del 2017?

Con su aprobación el pasado lunes, el Gobierno ha abierto una vía extrajudicial para que los consumidores puedan negociar con las entidades bancarías, y así que el proceso de devolución vaya más rápido y sea menos costoso.

Así, el consumidor podrá dirigir una reclamación a su banco y, una vez recibida, será la entidad la que deberá remitir al consumidor el cálculo de la cantidad a devolver, incluyendo los intereses o, alternativamente, las razones por las que considera que la reclamación no es procedente. Tras recibir la comunicación, el consumidor deberá manifestar si está de acuerdo con el cálculo y, si lo está, la entidad realizará la devolución del efectivo. Todo ello, en un plazo máximo de tres meses.

Por último, en ‘digaley’ consideramos fundamental que los ciudadanos afectados reciban un asesoramiento adecuado y evitar problemas. Por ello, nuestro despacho de profesionales se ha puesto desde ya disposición de nuestros clientes para analizar cada caso concreto y, si procede, iniciar los trámites para que puedan recuperar la totalidad de las cantidades pagadas de más, así como los intereses correspondientes.

Deja tu comentario

Hide